Comprando en el Argos, extrañas paradoras irlandesas..

Existen situaciones en la vida que generan en mi una sensación de convergencia espacio temporal altamente inexplicable (vamos que me quedo tó pillao).

El otro día me encargaron la tarea de buscar un paquete de pilas recargables, cosa bastante sencilla. Como estaba cerca de St Stephen Green Shopping Center decidí pasarme por allí.

Probe suerte en el Argos. Una tienda donde prácticamente encuentras de todo. No se si todo el mundo esta familiarizado con el funcionamiento del Argos. A mi me choco mucho la primera vez que lo vi.

wpid-1277993300_argos-logo-1.png

La tienda se basa en compra por catálogo. Tu entras en la tienda y lo que ves en la mayoría de los casos en un montón de stands con los catálogos encima de ellos. Tu le echas un ojo al catalogo y cuando has encontrado lo que quieres simplemente marcas el código del artículo en un aparato y te indica la disponibilidad. A la hora de adquirir el artículo, vas a la caja, indicas el código, pagas y te dan un ticket con un número. Estos números van pasando en una pantalla y cuando te toca el tuyo te acercas a un mostrador donde un simpatico dependiente te da el artículo que has pedido. Es una manera optima de utilizar el espacio en la tienda, pero bueno, volvamos a mi historia.

Yo me disponía a entrar en el argos para comprar mi paquete de pilas recargables. Miré alrededor y encontré en un stand detrás de las cajas con un expositor con pilas recargables, así que me acerque a la caja y muy amablemente le indique al chaval que quería un paquete de 4 pilas recargables como esas (señalando al expositor).

El dependiente me indicó el precio, yo le dije que estaba bien y me acerco un paquete de pilas. Pagué y el chico me dio el paquete de pilas y mi ticket, indicándome que era el número 751. En este momento tuve la sensación de estar viviendo una paradoja. Tenía en mi mano el ticket (con el número 751) y las pilas.

Un poco desconcertado y sin saber que hacer me iba yendo de la tienda mientras pensaba: “Para que me dan un número si ya tengo las pilas”. Por una extraña razón antes de salir mire al panel donde ponen los números y vi que el 751 estaba allí, en la lista lista de espera. Esto no tiene sentido.. y lo tuvo menos aún cuando llamaron mi numero. 751 a mostrador de entrega.

Me acerque al mostrador con las pilas en una mano y el ticket en la otra mientras veia como el otro dependiente del mostrador me traia el artículo pedido, una caja de pilas recargables.

Con cara de no saber que estaba pasando le entregue mi ticket al dependiente. Todavía me dan otra caja, pensaba y no se por que le entregue la caja de pilas, con un gesto de que no sabía de que iba esto. Se me veía en la cara la expresión: “pero … si yo ya tengo las pilas.”

El dependiente selló mi ticket, para indicar que se me había entregado el material (aunque ya lo habían hecho antes) y me dio la otra caja de pilas quedándose con la que yo tenía.

Terminado el proceso de compra salí del argos, con la sensación de haber vivido el proceso burocrático más inexplicable desde hace mucho tiempo.

3 comentarios en “Comprando en el Argos, extrañas paradoras irlandesas..

  1. Mas que un bug yo diría que un problema de utilización de recursos y un posible problema de seguridad. ¿ Que hubiera pasado si yo no hubiera dado el paquete de pilas entregado en caja ?

    La función de caja necesita un par de reviews. 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s