Hoy teníamos planeado la visita al castillo de Himeji. Este castillo “rivaliza” con el castillo negro (Castillo Okayama) ya que es conocido como se le conoce a veces con el nombre de Hakuro-j? o Shirasagi-j? (“Castillo de la garza blanca”) debido al color blanco brillante de su exterior.

Solo había un pequeño “inconveniente”. El castillo estaba en restauración.

IMG 5186

lo sabiamos antes de ir, help así que no fue una sorpresa. Aún así la visita mereció la pena.

Aparte de poder ver los alrededores del castillo la visita se centró también en los trabajos de restauración que estaban haciendo en el castillo.

IMG 5221

era impresionante ver la catalogación de cada una de las piezas, la limpieza y preparación y la vuelta a colocar en el orden en el cual se retiraron. Para todo el proceso se utilizaron las mismas técnicas que se utilizaron para su construcción.

La verdad es que fue una pena no poder verlo en su plenitud, pero supongo que necesitamos una razón (o excusa) para volver y por ahora ya llevamos 2 😉 

IMG 5296

después de ver el castillo volvimos para Kyoto. Por la tarde íbamos a pasear por los alrededores del palacio imperi

Durante la vuelta del viaje estuvimos organizando un pequeño cambio logístico. Como equipaje del viaje habíamos decidido solo llevar 1 maleta grande y una pequeña, pero debido al número de auto regalos se nos empezaba a quedar pequeña. Así que había que hacerse con otra maleta. 

Ya llevaba tiempo pensando en comprarme una, así que tampoco era un cambio de planes muy grande. El problema que teníamos es que los siguientes pasos del viaje suponían varios trenes e ir con 3 maletas es una lata. Pero encontramos una solución.

Parece ser que hay un servicio en Japón (bastante popular) para mandar las maletas de un punto a otro. La idea era meter lo necesario en el equipaje de mano y mandar las grandes a nuestro próximo hotel en Tokyo. 

Estuvimos preguntando en el hotel y la sorpresa fue muy grata. Podíamos enviar las maletas y que nos esperaran en nuestro hotel. Así que haríamos eso. La chica que nos atendió para mandar las maletas nos fue de mucha ayuda, sobre todo para no hablar ingles muy fluido.

Cuando llegamos al hotel preparamos las maletas y las bajamos. Al día siguiente partirían para Tokyo. Todavía no sabemos si estarían o no allí cuando llegáramos, pero teníamos esperanza.

Bueno, volvamos al palacio imperial. Al llegar al palacio imperial nos enteramos que hay que pedir cita previa. Para esto solo necesitas ir a una oficina al lado y rellenar unos papeles. Necesitáis el pasaporte. Teníamos suerte, por que lo llevábamos encima. Así que hicimos un pequeño cambio de planes. Iríamos a ver el palacio imperial de Kyoto por la mañana temprano y luego marcharíamos para el siguiente destino. 

De la cena de hoy no me acuerdo muy bien, pero si de la merienda.

IMG 20130926 210410

IMG 20130926 210510

había que cuidarse 😉