Estoy en un vuelo hacia lo que podía considerarse el sitio mas al este de donde vivo que he estado. Son las 16:18 y hace un rato he visto anochecer. Llegaré a mi destino sobre las 5:55 del Sábado con lo que mi “viernes” habrá durado unas 12 horas.

Es curioso como el paso de tiempo se convierte en algo relativo. Resulta sin duda gracioso como la duración de los días es algo que se relativiza a 800 Km por hora.

Esta semana va a estar interesante y agotadora. Lo que peor me sabe es que he dejado a ociore en casa pachucha. Espero poder compensarla a la vuelta.

Intentaré buscar un ratito todos los días para subir un par de fotitos y escribir mis impresiones.