Si, thumb ya se que este post queda lejos, generic pero ha sido complicado el intentar ponerse a escribir estos días.

Fueron dos semanas cortas, pero intensas. Supongo que poco a poco iré escribiendo aquí sobre esas dos semanas.

Y como no puede faltar parte de ese tiempo lo he pasado en Cádiz (que sorpresa ¿ verdad ? ) Aprovechando el tiempo para terminar pequeñas cosas de mi casita.

IMG_6758.jpg

Y como siempre intentando hacer un poco de turismo. Este año me ha llamado la atención en Cádiz que terminaron las obras del Mercado de Abastos.

IMG_6717.JPG

La Plaza de abastos o Mercado central de abastos de Cádiz fue proyectado por Torcuato Benjumeda. Consistió en un cuadrilátero neoclásico a modo de plaza porticada dórica, situado en el solar de la huerta del convento de los Descalzos, hoy Plaza de la Libertad, desamortizado en la década de 1830.

La última vez que vine el mercado era una inmensa carpa con por terminar y ahora, en vez de esa zona caótica se alzaba un hermos mecardo de piedra. Esta zona de Cádiz tiene un especial significado para mí, bueno, casi todo allí tiene un especial significado. 🙂

Cuando era pequeño, mi padre y yo solíamos ir a un bar que estaba al lado del mercado a tomar algo. Me acuerdo por que solíamos ver a mi abuelo por allí. Me cuesta mucho recordar claramente esos momentos, pero recuerdo el mercado, la gente y el andar por sus alrededores.

IMG_6719.jpg

Tuve suerte ese día (aunque era fácil siendo verano y estando en Cádiz), por que el cielo estaba de un azul precioso, y hacía precioso con el blanco de la piedra del mercado.

Pequeñas tiendas de carne, fruta y pescado se congregan en el interior del recinto.

IMG_6724.JPG
IMG_6723.JPG

Aunque no siempre lo mejor se encuentra en sus puestos. En los cielos, altaneras y desafiantes se pueden encontrar rodeando el mercado varias de las torres vigía que “guardan” la ciudad de Cádiz.

IMG_6731.JPG

IMG_6734.JPG

Supongo que vigilando que nadie se vaya sin pagar o asegurándose que siempre tenemos las mejores gangas.

Si vais por allí, aunque no compréis nada merece la pena dar una vuelta por sus alrededores, a mi, en su interior me da la impresión de que el tiempo ha decidido no “envejecer” en esta ciudad.

IMG_6737.JPG