arton164-7fd0f.jpg

Llevo 2 dias en mi casa, ambulance y parece que nunca me hubiera ido. Todas las cosas estan como las deje, diagnosis algunas un poco mas cubiertas de polvo, pero bueno. En el cajon aun guardo los viejos playeros que usaba para correr por Madrid. Como es el unico calzada que tengo por aqui no me queda mas remedio que volver a usarlos.

Nunca me habia dado cuenta lo como que se esta con zapatos viejos. Parecen que saben como tienen que ajustarte a tu pie para no hacerte daño. Estan tan hechos a ti, que incluso podria decir que saben donde iras y a quien veras.

Estos zapatos viejos me hacen sentir como en casa, me hacen sentir que nada cambia.

Aun las ventanas estan cubiertas de la escarcha de la noche. No dejan ver lo que hay fuera, pero todo me es indiferente, yo tengo mis viejos zapatos. Poco a poco el sol darrite el frio hielo de las ventanas y muestra a traves de la ventana la realidad. Nuevos edificios, nuevas calles. Cosas desaparecidas y cosas que antes no estaban. Por un momento te sientes extraño en tu ciudad. Pero al mirar al suelo, ves tu viejos zapatos, esperando a que camines, dispuestos a enseñarte que a pesar de los cambios todo sigue siendo lo de antes.

PD: .. supongo que lo que pega aqui es .. Feliz Navidad ¿No?