Llevaba varios días protestando como cuando mi móvil se queda sin batería.. creo que mi cobertura estaba bajo mínimos y la pila de ropa acumulada en casa ya empezaba a saludarme cuando entraba a la habitación.

Todos estas señales me hacían pensar que este fin de semana debía ser un fin de semana tranquilo, viagra sale y de una forma u otra lo ha sido.

Básicamente mis tareas el fin de semana se pueden limitar a 4..

  • Dormir.
  • Turismo.
  • Ver la tele.
  • Y poner la lavadora.

Si.. como lo lees .. ese engendro de la tecnología ha sido vencido al fin. Todo su potencial ha sido controlado por mi intelecto superior, cialis han habido bajas en el proceso (mi ropa interior ahora es toda rosita) .. Pero a partir de ahora .. ya es mía.

Esta encarnizada batalla, nurse cuyos comienzos datan de Octubre del año pasado me ha hecho reflexionar sobre un par de cosas que quiero plasmar aquí para futuras generaciones.

COMO VENCER A LA LAVADORA.

—-

Nacemos con esa sensación, siempre ha estado allí, ese artilugio que hace mucho ruido cuando somos pequeños, que destruye el teléfono de esa chica que olvidamos en los bolsillos del pantalón, o esos 10 últimos euros para una caña el Viernes por la noche.

Siempre, desde pequeños hemos tenido esa sensación, lo sabes, la sientes ahora, tu la compartes conmigo. LA LAVADORA TE ODIA.

Siempre hemos huido de nuestro fatal destino, nuestra madre (cariñosamente) nos protege para que no tengamos que pasar por ese mal trago, buscamos una esposa o compañera para que “comparta” con nosotros esa carga. Todo siempre para evitar el fatal destino, enfrentarnos a “LA MAQUINA

Desgraciadamente ese día llega, y con la emancipación siempre aparece la eterna pregunta. ¿ Como lavaré mi ropa ? Hay algunos afortunados, de clases sociales altas y con un poder adquisitivo que supera el de la media que no tienen por que pasar por esto (incluso cuando se emancipan) .. todo por que conocen el termino de “ropa de usar y tirar”

Nosotros, los de las clases medias hemos desarrollado también una expresión que nos hace alejar ese momento hasta el limite: “No .. aun no esta sucia, se sacude un poco y ya esta”.

Los mas osados, llevan la evasión de ese momento hasta limites insospechados: “Si se le da la vuelta y ya esta, no se nota nada”

A partir de este punto la realidad se vuelve insuperable, no hay escapatoria. Hay que enfrentarse a la lavadora.

El primer paso, como en todo problema es reconocer la realidad. No tenemos ropa limpia, hemos gastado nuestra ultimo recurso, hasta aquellos mas oscuros y que nunca contaremos a nuestros amigos. No hay nada de hacer. Afrontemos el problema.

(a partir de este punto se recomienda un máster en química, física y artes plásticas, cualquier cualificación menor que esta sera considerada insuficiente para la culminación)

Esta lucha encarnizada con tu mayor miedo requiere de una preparación y concentración previa. Antes de entrar en batalla deberemos de hacernos con:

  • Detergente.
  • Suavizante
  • Ropa sucia.

DETERGENTE

El detergente lo podemos localizar en la “naturaleza” en diferentes formas, colores y sabores (sabores.. sabores.. yo no he dicho eso ¿ vale ? ) Todos se caracterizan por dejar tu ropa lo mas limpia posible, o por que no hay que frotar, o por que se puede lavar con agua fría o.. realmente piensan que entendemos todo lo que nos están ofreciendo, que si el “oxiantiacido”, que si el “eliminacal”, que si “protec-color”. Y eso “paque” vale.. quiero uno que limpie mucho. Por que no clasificaran los detergentes como bueno, malo y barato, o cosas mas entendibles. Para una persona experimentada (a.k.a. máster en químicas) supongo que disfrutara mirando la composición de las diferentes marcas y viendo q pueden hacer cada una, pero yo solo quiero algo q limpie.

Eso solo con las características, pero lo de formas y sabores no iba en coña, que si en pastillas, que si en circulitos. Oiga, que no me voy a ir de “fies” que el jabón es para la lavadora. Que lo de las pastillas .. que usted se confunde. Y las dosis. En serio. Me siento como si en vez de poner una lavadora me estuviera medicando.

Bueno, como siempre el “sentido común” sale victorioso, y como no, nos llevamos la oferta del mes.

SUAVIZANTE

“Si yo soy un hombre, para que puñetas voy a querer el suavizante.”. Aun recuerdo esa frase de la primera vez que use la lavadora, aun me duelen los… los… bueno me duelen de lo duros y rasposos q estaban los calzoncillos. Chicos, dejad la testosterona a un lado. El suavizante es tu amigo, lo agradeceréis. No solo para la ropa interior, que razón tenia el muñequito de mimosín con lo de las toallas, que en vez de secarme parecía que me estaba esfoliando. Es necesario, definitivamente lo necesitareis. En cuanto a cual. Pues yo realmente me guío por el olfato, el que mejor me huela, en serio. Vais a estar oliendo este suavizante hasta que se gaste (por que es un cojón de caro y no vais a tirarlo) asi que el que mejor os huela.

¡Ah!, otra cosa en cuanto al suavizante. Hay una palabra muy interesante a la hora de comprarlo, esta es “concentrado”. Concentrado no quiere decir que el bote es mas pequeño solo, es que (supuestamente) cunde mas. Es como el truco de que aunque suban la gasolina tu sigues echando 10 ?.. pues mas o menos. Realmente merece la pena por que ocupa menos en el armario, también por que es muy complicado encontrar ya uno que no sea concentrado.

ROPA SUCIA

Esta es la parte que aparentemente es mas fácil. Dependiendo de lo ordenado que sea uno, en vuestra casa habrá un “cesto de la ropa sucia”. Que ¿ que es eso ? .. pues veamos:

  • CESTO: Sitio para poner cosas
  • DE LA ROPA SUCIA: Adjetivo referente a donde se pone la ropa sucia.

Así que si, lo habéis adivinado, este es el sitio donde debería estar la ropa sucia

NOTA: Las medidas preventivas a la hora de tratar material peligroso no están contenidas en este documento. Así pues si consideráis al acercaros a el montón que vuestra vida puede estar en riesgo os recomiendo que os hagáis con algún manual de manipulación de mercancías peligrosas.

Se han encontrado algunos casos en los que el termino “CESTO DE LA ROPA SUCIA” era inexistente. En cuyo caso este se sustituye por “ROPA SUCIA DESPERDIGADA POR LA CASA“. Haciendo a un lado todas las recomendaciones que se me podrían pasar sobre higiene y vida social, digamos simplemente que para que te sea mas fácil deberías tener toda la ropa sucia en un sitio (cerrado y con candado dependiendo de si ya llegan a atacar o no) para que su transporte desde ese sitio a la lavadora sea mas sencillo.

Una vez tenemos claros estos conceptos debemos prepararnos para nuestro fatal destino. Hay q ponerla a funcionar.

Lo primero que deberemos hacer para poder ponerla a funcionar es cargar la lavadora eso que parece en principio algo endemoniado no quiere decir mas que abrir la puerta, meter ropa dentro y cerrar la puerta.

Pero no, no caigas en el craso error de pensar que es así de sencillo. ¡¡¡ NO !!! para poder cargar la lavadora deberás distinguir muy bien entre:

  • Ropa de color.
  • Ropa blanca.

Aunque parezca una tontería y aunque mucha gente parezca estar deacuerdo en como clasificar cada una de las prendas en su determinado grupo, yo aun encuentro aun que otro problema metafísico para poder distinguirlo. Es sencillo dividir la ropa cuando esta es o todo color o toda blanca, pero que pasa cuando es a cuadritos .. y si además parecen al 50%..

Bueno.. la respuesta que os daría una persona experimentada es. Si destiñe ponla en la de color. Eso de desteñir es simplemente una propiedad que la lavadora adquiere por si misma pudiendo mutar tu ropa a la monocromática combinación de 1 solo color. En resumidas palabras que pasas a vestir solo de 1 color (ella lo hace por tu bien, por que no tengas problemas a la hora de saber que ponerte)

Una vez que se ha hecho la división es hora de pasar a la acción.

Nos situamos delate de ella, aun esta apagada (y debe estar así), el montón de ropa que vamos a meter esta a nuestro lado. La abrimos (por las buenas o por las malas) y poco a poco vamos metiendo la ropa en su interior.. (mientras lo haces podéis decir frases de animo como: ” Come maldita.. jejejeje..” o
“Sabias que esto iba a pasar!!, no te resistas”, o.. bueno lo dejo a vuestra imaginación )

Una vez habéis terminado de cargarla, cerráis la puerta y os preparáis para lo peor..